archivo | reflexiones RSS para esta sección

Las drogas y el sexo

Quiero dejar claro que con este post no estoy apoyando el consumo de drogas, ni intento animar a nadie a que lo haga sino quiere, ni digo que el sexo sea mejor con drogas (porque para nada, es sólo distinto), ni nada por el estilo. A todos/as los que me vayáis a comentar soltándome una lista enooorme de los efectos secundarios de las drogas, de lo malas que son, etc. no lo hagáis, comentadlo en vuestra cabeza, pero a mi no me interesa, ya sé cuales son los efectos negativos, este no es un post educativo, es sólo opiniones y experiencias personales mías, cómo casi todo lo que escribo, y no necesito que nadie me intente “educar”. Gracias.

Me considero una persona a la que le gusta probar casi todo al menos una vez en la vida, eso sí, dentro de unos límites, y con cabeza.

Por desgracia con la comida ya me he rendido jajaja He probado comida china, japonesa, tailandesa, danesa (de una casa de daneses cuando hice el intercambio en el instituto), y lo siento pero no me gusta la comida de fuera. La única comida que me gusta es la española y la italiana. Pasta, arroz, carne con patatas, cocido, tortilla, lentejas…

Pero en otras cosas cómo viajes, estilos de ropa, juegos eróticos, o drogas, sí que intento probar todo al menos una vez (a ver, no todo, jamás he vestido cómo una choni menos para disfrazarme unos carnavales, y las drogas duras, cómo por ejemplo la heroína, me niego a probarlas).

Hoy me apetecía compartir con vosotros/as mis experiencias sexuales bajo los efectos de cuatro drogas. No os esperéis drogas super duras, para nada. Que conste que considero entre drogas el alcohol, porque es una droga aunque sea legal, y llega a hacer tanto o más daño que otras drogas ilegales cómo por ejemplo la marihuana (de la cual soy gran defensora cómo ya sabréis por algunas fotos y por mi post sobre las Asociaciones Cannábicas)

Añadir que siempre afecta mucho la autosugestión. Yo he intentado ser lo más objetiva posible.

Empecemos con
El alcohol:

Lo gracioso del alcohol es que parece que te anima, te hace sentir que tienes más confianza en ti mismo, te altera la percepción de las cosas y de las situaciones, y te pone (generalmente) muuuuy cachondo, pero no es un amigo del sexo.

Alcohol, te puede poner muy cachondo, pero no es amigo del sexo

Alcohol, te puede poner muy cachondo, pero no es amigo del sexo

No os voy a engañar, en algunos de los mejores polvos que he echado estaba borracha jajaja aunque me acuerdo de todo, o casi todo. Pero el alcohol te hace lubricar menos, te hace tener un aliento asqueroso, la boca seca, los chicos suelen tener más problemas de erección o de eyaculación…

Ya lo decía Shakespeare: “Provoca el deseo pero frustra la ejecución”

Aunque soy muy pro-tomarse una copita o dos para avivar las cosas.
No siempre claro, o terminaríamos alcohólicos perdidos. Pero la sensación de libertad, de no tener preocupaciones, que da el alcohol es muy seductora, te dejas llevar y disfrutar más que quizá en otras situaciones. Muchas amigas me han confesado sentirse más sexys (aunque luego nos miramos sobrias al espejo y no es así eh chicas, ¡y chicos! que también les pasa).

El problema que yo tengo con el alcohol es que si me paso un poco me adormilo, y ya no me apetece follar, estoy sin energía, y me da pereza hacerlo tan bien cómo podría hacerlo. Menos en un par de ocasiones que pese a ir borracha hice de todo, pero hay que admitir que era la primera o segunda vez que lo hacía con ese chico, y estaba también la excitación de la primera vez, y bueno… a ver, las primeras veces (refiriéndome a durante los primeros meses) siempre es todo chispa, pasión y novedad, serían igual de fantásticas sin alcohol. Es cuando llevas más de un año con alguien, que ya te das cuenta de que el alcohol suele ser más enemigo que amigo, al menos en grandes cantidades.

Realmente, aunque me encanta beber cosas ricas cómo mojitos, cosmopolitans, Estrellas Galicia (la mejor cerveza del mundo, y no lo digo yo, lo dicen los expertos), no me gusta beber mucho si luego voy a acostarme con alguien, prefiero entonces tomarme sólo una copilla de vino o así, pero no llegar ni a pillar el punto, porque entonces aunque en mi cabeza me pueda sentir más fogosa, sé que en verdad lo estoy menos, y no voy a dar todo lo que puedo dar.

Marihuana:

La ganja, la droga más blanda que hay. Apunte personal: creo que se debería legalizar, cómo en Amsterdam. Yo estuve allí y no es cómo si la gente vaya fumada todo el día por la calle, para nada. Y a día de hoy en casi toda España es algo normal fumar de vez en cuando un porro, prácticamente toda la gente que conozco, de mi edad o mayores, fuman de vez en cuando. Unos más a menudo que otros, pero eso depende también de la maría que fumes, de cómo te siente, etc.

Marihuana, para mí una de las cosas más sexys que hay es fumar maría, el humo blanco, denso...

Marihuana, para mí una de las cosas más sexys que hay es fumar maría, el humo blanco, denso…

Además he de confesar que me parece una de las cosas más sexys que hay.

Fumar marihuana, el momento en el que sale despacio de la boca todo el humo, blanco, denso, uff… no sé, me excita mogollón, y me parece estéticamente precioso.

Aunque obviamente estos no son los motivos por los que yo personalmente la fumo jajaja que ridículo sería eso. Aunque no sería la primera vez que conozco a alguien que sí fuma sólo por motivos estéticos, lo cual me parece muy patético.

La fumo porque me parece algo natural, que me ayuda a relajarme (yo es que soy muuuy nerviosa), y otras veces me ayuda a que los buenos ratos lo sean aun más (cuando fumo sativa).

Eso sí, la mezcla de marihuana y sexo no siempre me convence jajaja. Estamos con lo mismo que el alcohol. Los primeros meses que te estás acostando con alguien siempre son excitantes, y hay gente que se cree que lo son más porque beben, o fuman, etc. pero en general la hierba suele ser indica y te relaja. A mi me deja tan relajada que sólo quiero que me acaricien jajaja El sentido del tacto se vuelve el más importante. Es cómo estar en una nube de humo, todo se ve más difuminado (por el humo, si la fumas con la ventana abierta, o en el exterior esto no pasa), todo huele a maría, y cada caricia es más suave y única que en otras situaciones. La música también es importante, te puede atrapar y llevar a sentirla más profundo, así que es realmente genial, pero no me apetece nada moverme.

Marihuana, ideal para el sexo oral o para masturbarse con un vibrador

Marihuana, ideal para el sexo oral o para masturbarse con un vibrador

La encuentro ideal para el sexo oral. Para que si tu fumas te lo den a ti.

Es maravilloso el sexo oral estando fumado. Imaginaros lo que os he dicho de las caricias, pero con sexo oral.

Todo lo sientes más, es más intenso, es más WOW. Me explico mal lo sé, lo siento jajaja

También es ideal para fumarla y masturbarse con un vibrador. Muy recomendable, porque no tienes que hacer prácticamente nada pero disfrutas muchísimo.

Hachís:

Similar a la marihuana para mucha gente, es la resina del cannabis, pero a mí me gusta menos. El hachís es la piedra, el chocolate, la crema, la bellota, etc. Y por desgracia a mí siempre me ha dado dolor de cabeza y mucho malestar general, así que obviamente no me apetecía nunca follar si estaba fumando hachís.

Aunque hay gente que lo prefiere a la hierba, pero a mi me parece más natural, sana y maravillástica la maría (la cual por cierto no da alucinaciones cómo insinúan en muchas comedias, sobre todo americanas, eso es absurdo, divertido para verlo en la tele y reírse, pero absurdo).

Cristal / MDMA:

¿Por qué pongo estos dos juntos? Sé que hay gente que me lee que es latinoamericana, y por lo que tengo entendido, el cristal de los EEUU no es lo mismo que lo que en España se entiende cómo cristal.
El cristal en España es la presentación salina o en polvo del MDMA, el cual normalmente se consume en pastillas. Aquí en España se podría considerar lo mismo, de ahí que las ponga juntas.

Esta es una droga que en sí no es adictiva, pero que la sensación que te da es tan fantástica y difícil de conseguir de manera natural, que la gente la consume con regularidad y se acaban enganchando. Yo por eso sólo la he probado en dos ocasiones, separadas en el tiempo. Y me pasaron dos cosas muy distintas de una vez a la otra jajaja.

Cristal o MDMA, en España vienen a ser lo mismo

Cristal o MDMA, en España vienen a ser lo mismo

La primera vez todo me resultó muy suave, no podía dejar de sonreír, y la cama del hotel en el que estaba me gustaba más que mi chico jaajajaja Es que sólo recuerdo que aquellas sábanas me habían parecido tan suaves, la cosa más suave del mundo, y sólo quería retozar en esas sábanas. Me recordó mucho a Peter Griffin de Padre de Familia cuando probó el éxtasis.

La segunda vez que probé el cristal estaba de fiesta durante el día, en un lugar fabuloso llamado Piknic Electronik (que conste que cómo sabía que ahí estaban prohibidas las drogas, y que era durante el día y había niños, el cristal lo tomamos en casa antes de salir). El Piknic Electronik es la leche, con o sin drogas, he ido más de una vez, y todas me lo he pasado genial. Aunque puesta en cristal fue épico. De nuevo no podía dejar de sonreír y esta vez tampoco podía parar de apretar los dientes (el bruxismo suele darse cuando uno consume MDMA), todo fluía perfectamente, la música, la gente, había mucha paz y buen rollo. Encima es que hacía un día estupendo, estrenaba vestido, y hubo una puesta de sol preciosa.
Y al llegar a casa mi chico y yo nos pusimos súper cachondos, y aunque siempre nos ha gustado follar duro digamos, ese día fue especialmente bruto, pero sin hacernos daño, fue simplemente muy animal, y nos encantó. Veníamos excitados por lo bien que lo habíamos pasado, y el cristal aumentaba esta excitación, y revolucionaba nuestros sentidos. Cada golpe, cada movimiento, cada caricia, todo se sentía duplicado y WOW… me excito sólo de recordarlo.

Hasta aquí las experiencias con drogas y sexo que yo he vivido. Que para mis 22 años me parecen más que suficientes jajaja A no ser que contemos follar habiendo tomado Ebastel para la alergia, que te duerme muchísimo, así que realmente no recuerdo haber llegado a hacer el amor habiéndolo tomado.

¿Me interesa probar más? Sí, tengo curiosidad por las setas de la risa, y el LSD quizá, en un futuro, y dependiendo de muchas cosas… No sé, esto no son cosas que se planeen, sino que van surgiendo. No tengo necesidad de drogarme, y menos para el sexo. El sexo cómo mejor me parece es natural, al aire libre, con alguien que te excite hasta la médula : )

Os dejo con una canción que me gusta mucho para escuchar fumando ganja y cómo fondo para una sesión de sexo suave y lento.

¿Alguno/a habéis probado el sexo con alguna de estas drogas, o con alguna otra?

P.D. Las fotografías no son con drogas reales, menos en las que estoy fumando o con marihuana. Pero el cristal es en realidad azúcar. Así que toooodos a tranquilizarse ; )

Actualización del 16/04/2016:

Adjunto aquí el audio de ivoox sobre sexo y drogas del programa que hago con Nena Atada, Hora de Cocktails y Sexo, escuchadlo y disfrutad 😉 

 

04-16-16

Las drogas y el sexo

Cosas buenas de vivir en pareja

Últimamente he leído por internet varios artículos de lo malo de vivir en pareja, o los problemas que dan. Y aunque hay muchos otros de las cosas buenas (sí, sé que también los hay), me apetecía escribir las cosas buenas que veo yo de vivir con mi pareja.

Cómo todo lo que publico, este post está escrito desde mi opinión personal, no digo que sea así para todo el mundo.

Cosas buenas de vivir en pareja

Cosas buenas de vivir en pareja

¡Vamos allá! Las cosas buenas que más me gustan de vivir en pareja:

1-Ducharse juntos. La ducha es un sitio que siempre me ha parecido muy excitante, me encanta cantar, llorar, reír, pensar y sobre todo follar ahí, con el agua cayendo… No sé, me gusta mucho. Y con mi pareja, tanto si estamos follando en la ducha cómo si no, me lo paso genial. Además ahorramos mucha agua al ducharnos juntos (menos quizá los días que follamos… pero bueno, merece la pena jeje)

2-En general el ahorro de gastos, no sólo el de agua. Sale mucho más barato vivir con otra persona que vivir solo.

3-Menos tareas de casa que hacer. Tengo menos tareas de casa que hacer. Odio hacer limpieza, cocinar, poner lavadoras… Y lo llevo mucho mejor cuando tengo que hacer sólo la mitad de las cosas.

Cosas buenas de vivir en pareja

Cosas buenas de vivir en pareja

4-Tener mimos y sexo siempre que quiera. No siempre, está claro, pero sí que más a menudo que si viviera sola. Dormir juntos las noches de invierno abrazados, hacer manitas viendo una peli, que alguien te abrace y te bese después de un mal día. ¡Es genial!

Además el poder follar cuando quieras, en el lugar de la casa que prefieras, suma muchos puntos jejeje

Así cómo el ir desnudos por casa. Es algo que por desgracia hasta ahora nunca había podido hacer y es muy agradable, y más si tu pareja también está desnuda y te deleita con unas buenas vistas.

5-Sientes menos soledad, y aprendes a apreciar mejor los momentos que tienes sola. Sí, contradictorio en cierta manera, lo sé. Yo siempre he sido una persona que ha odiado la soledad pese a estar mucho tiempo sola, por desgracia. Así que el saber que aunque yo esté a mis cosas y él a las suyas, hay alguien en casa con quien pueda ir a hablar si lo necesito, eso para mí es importantísimo. Por otro lado, aprecio más los momentos que él no está y tengo mi espacio para mis cosas, y no se me cae la casa encima cómo si viviera sola.

Cosas buenas de vivir en pareja

Cosas buenas de vivir en pareja

6-Tienes con quien desahogarte. Sí, sé que esto puede sonar un poco egoísta, pero me gusta tener a alguien con quien poder descargar toda mi tristeza o mala leche de mis días malos, y que vaya a aguantarlo, abrazarme, y no guardarme rencor, porque nos queremos y nos apoyamos.

Y viceversa. Me gusta poder estar ahí para él cuando tiene un mal día. Claro que también es fantástico el poder tener a alguien con quien compartir las cosas buenas que pasan : )

7-A veces hay sorpresas al llegar a casa. ¡¡Esto es genial!! No es la primera vez que llego y tengo una caja de bombones esperándome, o una bañera llena, o la peli que quiero ver ya puesta en la tele, o incluso un porro encima de mi almohada. Estos pequeños detalles siempre se agradecen, y estando solo es bastante más difícil (por no decir práctcamente imposible jejeje) que suceda algo así.

Cosas buenas de vivir en pareja

Cosas buenas de vivir en pareja

8-Compartir hobbies. Me encanta escuchar su música, jugar con la Xbox o la WiiU con él, que nos sentemos a leer juntos, ver series…

Gracias a mi chico he descubierto muchas cosas que no sabía que me gustaban, y lo mismo le ha pasado a él.

Hay ciertas cosas que es agradable hacer con otra persona, incluso leer. Que realmente estás con tu libro tú solo, pero a mí me gusta hacerlo con él al lado leyendo su libro. O ver una peli, ir a dar un paseo… no sé, se aprecia la buena compañía. Y siempre está bien probar cosas nuevas y gustos distintos a los nuestros.

Habrá cosas que se me olvidan seguro jajaja

Y sí, sé que no todos/as veréis esto cómo buenas cosas, y no pretendo decir que sea mejor vivir con tu pareja que solo, todo depende de la persona, de la pareja, y de la situación en la que cada uno esté. Y por supuesto también tiene algunas cosas malas, pero cómo todo en esta vida jajaja Y si hay más buenas que malas, me parece mejor pensar en las primeras. Sólo quería compartir algunas de las cosas que a mí más me encantan de vivir con él ^.^

¿Y vosotros, tenéis alguna cosa en particular que os guste de vivir en pareja?

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

Hay una serie de cosas que son muy ciertas sobre las mujeres y tanto hombres cómo estas mismas se niegan a admitir.

Sí, sé que no todo el mundo se niega a admitirlo, pero hablo a nivel general.

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

¡Empecemos!

1. CAGAR

Ese gran tabú. Pues si señores y señoras, las mujeres también cagamos. Eso no nos hace menos guapas, menos sexys, ni menos femeninas, sólo nos hace seres vivos. Y muchos chicos simplemente no quieren concebir el hecho de que las mujeres necesitan ir al baño.

“Es que si me imagino a una tía cagando, a mí ya no me tiene morbo” cito textualmente a un chico que me comentaba esto. … En primer lugar, ¿por qué te quieres imaginar a nadie cagando? No es necesario que lo hagas si tanto te desagrada. Y en segundo lugar, aunque no te lo imagines, tienes que aceptar que sí vamos a cagar, la diferencia es que luego no venimos comentando cómo ha sido nuestro truño. Y en caso de que lo hiciéramos, tampoco pasaría nada, porque es algo natural el cagar, sino cagásemos no estaríamos vivas.

En este apartado se pueden meter los pedos también. Sí, las chicas también nos tiramos pedos.

Y a mí incluso alguna mujer me ha dicho “no no, yo jamás me he tirado un pedo, y de hacerlo lo haría sola en casa, en mi baño, con la puerta cerrada con pestillo” ¡Madre mía tía! No pasa nada, es natural también tirarse pedos. ¿La diferencia? Algo similar con lo de cagar, nosotras no nos solemos tirar pedos delante de los demás, aprendemos a controlarnos, porque se puede, porque no es agradable para otros, y si nosotras podemos controlarlos, vosotros también, creedme.

Sea cómo fuere, lo que me irrita de este tema es que si a una chica se le escapa un pedo delante de su amante-pareja-lío lo que sea, suele convertirse en una gran cosa, rollo “hemos perdido la magia” o mierdas así. ¿Pues sabéis que?…¡que no pasa nada! Es normal, todos tenemos momentos de debilidad.

En “Sexo en nueva york” a Carrie se le escapaba un pedo delante de su pareja Mr.Big y ella empezaba a rayarse con que era inferior a él, que no tenía su clase, que cómo le podía haber pasado semejante cosa…. AMPF! Que ganas de abofetearla. Carrie, se supone que tu escribes una columna sobre liberación, no puedes ser tan chapada a la antigua.

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

2. LA MENSTRUACIÓN

La culpable de todo, ¿no es así? Siempre que una mujer tiene un mal día, o contesta mal a alguien, salta una voz por los alrededores que dice: “¿estás con la regla verdad?” Pues no tiene por qué.
Aunque sí estamos más sensibles durante esos días del mes, no lo voy a negar. Yo sobre todo es los días antes de que me venga, que confieso que hay días que ni me reconozco de la mala leche que tengo dentro.

Pero lo que quiero comentar en este punto es que las mujeres (por muy obvia que vaya a ser esta afirmación es necesaria), sangramos unos cuantos días al mes, todos los meses, durante unos 35 años aproximadamente. ¡Y no pasa nada! Cómo dije en el primer punto, eso no nos hace menos guapas, menos sexys, ni nada por el estilo.

Y algún conocido me tiene comentado que no hace sexo oral a las chicas porque “puaj, y cómo se yo si no estuvo el día anterior desangrándose por ahí, que asco quita” … A ver, yo respeto que no se quiera dar sexo oral, pero que ese sea el motivo me parece absurdo. ¿Sabéis que nos duchamos y tal, verdad? Lo que me revienta es que este chico sí que les pide sexo oral a las chicas. Y yo me pregunto si se lavará antes de que ellas se lo hagan, porque ¡hey! por ahí meais, y no solo cuatro días al mes, sino todos los días, y muchos chicos no se limpian después de mear, solo se la sacuden.

Tenemos la regla, y no por eso somos menos sexuales, ni más asquerosas ni nada así.

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

3. LOS TACONES

Dejamos los temas fisiológicos atrás por ahora para centrarnos en estas armas del demonio. Sí, lo sé, son preciosos, y muy sexys, y realzan nuestras piernas y nuestros culos.

Pero son la cosa más incómoda y dolorosa que se haya inventado, y la que diga lo contrario, ¡MIENTE!

Nunca me creeré a estas chicas que me han dicho “no bueno, yo puedo estar todo el día en tacones, y correr con ellos, cómo los llevo usando desde muy jovencita pues te acostumbras y no duelen, son hasta cómodos” ¡JA!
Que no, que no cuela, eso es que ya tenéis el pie atrofiado y no sentís ni padecéis. Sí que es verdad que algunos son más cómodos que otros y que se pueden aguantar varias horas, pero ¿por qué si estamos de fiesta yo sigo bailando a las ocho de la madrugada y las que lleváis tacones sólo estáis de pie moviendo la cabeza al ritmo de la música? No estáis más borrachas que yo no, ¡son los tacones!

Tengo una amiga muy bajita que antes siempre salía con tacones, hasta que ¡pim! la realidad le golpeó y dijo “¿y qué mas dará que sea bajita, a la porra con los tacones” Y bien sexy que va ella en vestido y bailarinas, o converse, o sandalias, o lo que sea.

Insisto en que me encantan cómo objeto bonito para fotos, y entiendo que mucha gente los tenga cómo un fetiche, pero no son cómodos y nunca lo serán. Y no a todas las mujeres nos encantan.

4. SEXO SIN AMOR

Sí, somos capaces de tenerlo.

Ya me ha pasado más de una vez que tras acostarme con un chico me ha soltado la típica de “hey pero yo no busco nada serio, no te me vayas a enamorar” o peor, que me hagan el vacío y no me contesten a un mensaje sencillo cómo “¿te apetece tomar algo hoy?” No significa “¡cásate conmigo!” sino que si te quieres tomar unas birras. Que hayas conseguido que tenga un orgasmo no quiere decir que me vaya a enamorar de ti, relaja la raja amiguete.

¡Y peores son las chicas que defienden esta afirmación! No entro al trapo porque me podría tirar todo el día con esto…

Nosotras también disfrutamos de los polvos sin compromiso. Pero eso no implica tener que trataros mal, ni con indiferencia. Que sí, habrá alguna que lo hace, pero es que hay de todo, eso vengo a decir.

5. LAS MUJERES NOS MASTURBAMOS

El típico tema. Ya mucho se ha hablado sobre esto, pero parece que no acaba de asentarse en las mentes de la gente.

Tuve unas amigas que siempre negaban la masturbación, diciendo que no, que para qué… En fin… Es que no sé que decir. Encaja con el punto anterior. Nos gusta el sexo, y el placer. A unas más que otras, pero nos gusta. Y de hecho, según el instituto Kinsey, el 75% de las mujeres necesitan de la estimulación en el clítoris para llegar al orgasmo, y son más propensas a llegar a él solas que acompañadas (lo dicen los expertos, no yo)

Así que no vengáis con que no nos masturbamos.

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

7 verdades sobre las mujeres que alguna gente aun no quiere admitir

6. TENEMOS COÑO

Otra obviedad. Pero por asombroso que parezca no muchas mujeres saben cómo es su vulva.

Y es tan sencillo cómo coger un espejito y mirarselo. “Es que es feo” he oído decir.

¿Cómo podemos tachar de feo una parte de nuestro cuerpo tan sexual y que por suerte no tiene que responder a tantos cánones de belleza cómo otras partes tales cómo las caderas, el pecho, etc.?

Me parece muy sano y recomendable que todas las mujeres sepan cómo es su vulva, que cojan un espejito de mano y se miren. Cada vulva es distinta, y son realmente curiosas, y no hay nada mejor que conocerse a una misma enterita, tanto a nivel de saber mejor cómo funcionas, cómo consigues más placer, cómo es ese lugar que tanto encandila a muchos hombres (y a muchas mujeres), cómo a nivel de que si algún día ves algo fuera de lo común lo sabrás, mientras que si nunca te has mirado, ¿cómo sabes si algo va mal?

7. NO TODAS LAS CHICAS HACEN “COSAS DE CHICAS”

Not al girls are girly

Pues si, no a todas nos gusta coleccionar mil bolsos, ver comedias románticas, criticar a los demás, cocinar, ir de compras etc de clichés.

A mi personalmente ir de compras me aburre y angustia muchísimo, sólo me gusta ir a comprar lencería, juguetes eróticos y libros. Odio cocinar, y siempre lo odiaré. No tengo bolsos, sólo una mochila, una riñonera, ah y un bolsito sí, así elegante para ocasiones que lo requieran, pero vamos que lo detesto.

Criticar a los demás… no me gusta aunque confieso haberlo hecho alguna vez, pero tanto con amigas cómo con amigos varones (gays y heteros por igual, que estos últimos también tienen tela rajando de otros, son más marujas casi que mi abuela)

Y sí, confieso que me gustan las comedias románticas, pero alguna cosa de la lista tenía que coincidir con mis gustos.

Sobre gordas, flacas y demás

Siempre he estado muy en contra de las revistas de moda y toda esa parafernalia que declara que una chica para ser atractiva ha de estar delgada.

Desde pequeña he estado concienciada con este tema, me he leído libros cómo “Las chicas de alambre” de Jordi Sierra i Fabra, y “Miriam es anoréxica” de Marliese Arold (ambos muy recomendados, sobre todo para chicas jóvenes).
Una de mis mejores amigas de hecho cayó en las garras del sistema y de la opresión de la sociedad, y aunque por suerte no acabó muy mal la cosa porque abrió los ojos a tiempo, ese complejo ha sido medio sustituido por otro, y realmente la anorexia es algo que nunca se cura del todo, ya que es una enfermedad mental muy fuerte.

Pero lo que tampoco me está gustando nada es que se potencie la gordura. No tengo nada en contra de la gente gorda, pero si de la obesidad, que es otra enfermeda muy grave también y que afecta a nuestra salud.

Quiérete

Quiérete

Yo me considero una chica del montón, ni delgada ni gorda. Tengo una altura media, un peso adecuado a mi altura, caderas anchas, cintura fina, ojos marrones, piel blanca, no sé… del montón 🙂 No lo digo en plan mal, sino cómo es. Tengo mis defectos y mis complejos cómo todos, a veces estos aun a día de hoy me joden bastante la mente,pero todos somos humanos jajaja Se me irá yendo con el tiempo.

Mi opinión es que debemos estar sanos, a gusto con nosotros mismos (que sé que esto es más fácil decirlo que hacerlo en muchos casos, pero hay que intentarlo). Y no hay que despreciar tampoco a los demás por ser distintos.

Está mal llamar despectivamente “gordos” a las personas con curvas o con más peso que las modelos y actrices que vemos por ahí, pero también está mal tachar de “anoréxica” a una persona cuya constitución es más fina que la nuestra o de la que consideramos apropiada, porque ser delgada no siempre es algo malo, igual que estar gorda.

Mis amistades casi siempre han sido gente del montón tirando a delgadas, y no obstante se han visto gordas en muchas situaciones. A mí me fastidiaba mucho que tuvieran esas ideas locas en la cabeza, y me decían: “claro es que si tuviera tu cuerpo…” Y yo: “pues estarías igual“. Porque no es el cuerpo que tenemos, sino la mente lo que nos jode.

Está claro que no es agradable ver a chicas consumidas, que si las miras de lado casi ni las ves de lo flacas que están, cómo en aquel episodio de los Simpsons (lo siento no di encontrado el número de capitulo que es, ni ningún vídeo o foto de referencia), pero tampoco es agradable ver a gente que casi ni puede andar o respirar por el sobrepeso de una vida de mal comer y no hacer ejercicio.

Este verano y todos, y en todas las épocas del año, fuera complejos, fuera criticar a los demás o a nosotros mismos, ¡¡viva la variedad de formas, alturas, pesos, colores y sabores en las personas!! : D

Quiérete

Quiérete

Somos cómo un puesto de helados… Vivamos en paz unos con otros y si les gustamos a unos que nos prueben, y si no les gustamos, que prueben a otro, pero todo con buen rollo. Alguien siempre habrá que quiera un cucurucho de nuestro sabor 😉

Ropa interior masculina, mi nuevo punto de interés

Desde hace años me considero una fetichista-adicta a la ropa interior femenina. Me tengo que prohibir entrar en tiendas donde se venda porque me es prácticamente imposible no enamorarme de una o dos o tres piezas, y me las acabo comprando aunque ande muy justa de dinero.

Siempre se habla mucho de los variados tipos de ropa interior que hay para mujer (tangas, culottes, sujetadores, corpiños, ligueros, etc.)
¿Pero y qué pasa con la ropa interior masculina? Cierto es que hay menos varierdad, pero como as meigas en Galicia, haberlos hailos.

Antes de tener pareja estable poco conocía de ese mundo. Sólo estaba familiarizada con los boxers clásicos y con los boxers brief, o briefs a secas, y ni siquiera sabía que se llamara así. Pero hay también slips, trunks y seguro que alguno más que se me escapa.
Y ahora se ve que una compañía Australiana han inventado ropa interior masculina muuuy femenina, en esta página podéis echarle un ojo (AVISO: Está en inglés).

Boxers tipo brief

Boxers tipo brief

Y no llegué a imaginar que me acabaría gustando ir a comprarlos, porque hay más variedad de colores y estampados de la que pensaba. Y ya ni hablemos de ponérmela.

Conozco ya varios hombres, chicos, tíos, que me han confesado su interés en llevar ropa interior femenina, tanto para juegos de dominación, cómo por simple amor a estas prendas. ¿Pero y al revés? ¿Les gusta a las mujeres ponerse ropa interior masculina?

No sé al resto, pero yo he descubierto que es realmente cómoda. Quizá no tanto para llevar por la calle, porque con nuestra ropa se nota mucho, y no queda del todo bien. Pero para estar en casa… Es genial, y me tiene un punto muy morboso.

Boxer tipo brief

Boxer tipo brief

Al principio es raro. Los boxer brief se parecen a los coulottes, pero un poco más largos, y con un hueco en la entrepierna para un miembro que no tenemos. En undiz los tienen preciosos, me encantan. Cuando voy ahí con o sin mi chico, siempre acabo saliendo también con unos calzoncillos porque me tienen enamorada.

Boxers clásicos

Boxers clásicos

Los boxers clásicos, o tipo sueltos, son más cómodos que los demás (para mí). Es cómo llevar la parte de abajo de un pijama, y con las camisas quedan muy sexys y desenfadados.
Son perfectos para estar en casa, y curiosamente siempre que me los pongo me entra la inspiración para escribir jajaja ahora mismo de hecho llevo unos ;P

Me encanta cuando en un chico estos asoman un poco por encima de los pantalones, me parece muuuuy sexy.

Hasta ahora no he tenido la oportunidad de probar más, pero si que le estoy cogiendo el gusto a comprarlos, a mirarlos cuando voy a las tiendas dónde se venden, y a aumentar poco a poco la antes pequeña cantidad de ropa interior de mi chico.

Si es que lo bonito está en el interior ;P

Asociaciones cannabicas

Una de las cosas que más me sorprendieron cuando llegué a Barcelona fueron las asociaciones de cannabis, dónde la gente puede consumir marihuana de manera relativamente legal.

Esto viniendo de Galicia, dónde las cosas llegan (en general) un poco más tarde que en el resto de España, me chocó muchísimo. ¡Un espacio dónde podías comprar hierba, fumarla, pasar el rato a gusto y dónde la policía no te podía decir nada! WOW jeje

Ganja in my boobs! ;P

Ganja in my boobs! 😛

Para los que no sepáis lo que es exactamente una asociación cannabica. Es un lugar, un club, dónde tú al hacerte socio pagas una cantidad (10 – 15 euros, depende del sitio), te dan un carnet de socio, y dentro puedes consumir marihuana de manera “legal”.

Hay ciertas normas, obviamente. La asociación no se hace responsable de la marihuana que saques al exterior en caso de hacerlo, (hay gente que se quiere llevar la maría a su casa y está en su derecho, pero de puertas para fuera, si le pillan, es bajo su responsabilidad). Hay un límite de consumo (este depende de cada asociación). Y bueno, otras muchas reglas.

Técnicamente al abonar los 15 euros de entrada, te haces socio, e inmediatamente se cultiva a tu nombre la cantidad legal permitida, pero al ser un club todo es de todos, no hay una planta específica de cada uno, y de hecho las plantas no se ven. Esta es la manera que tiene de funcionar y de que sea “legal”.

Una vez seas socio (para esto te tiene que avalar alguien que ya esté dentro de la asociación), abonarás el dinero que quieras para consumir lo que quieras (también hay comida y bebida). Dentro es cómo un local más. Suelen tener libros, juegos de mesa, algunas tienen billar, futbolín, dardos…

En algunas asociaciones ni siquiera se ve la maría, la tienen muy guardada. En la que estoy yo la tienen detrás del mostrador, en unos botes enormes con etiquetas con los nombres, así puedes pedir la que mejor pinta te tenga. Aunque otras veces te puedes guiar por el nombre. Tienen nombres realmente simpáticos, y hay muchíííísima variedad.

Me parece una buena idea que existan sitios así. Es una manera de regular el consumo, de asegurarte que no te están dando maría de mala calidad o cortada con otras drogas, de tener un lugar tranquilo y agradable dónde fumar a gusto si en tu casa no puedes…

Hay que ser mayor de edad para entrar (a veces en algunas incluso mayor de 21), lo cual me parece fenomenal. No sé… todo le veo ventajas. Realmente creo que debería legalizarse la marihuana… En Ámsterdam les va muy bien.
Además me he puesto a investigar y en Barcelona (el lugar de España dónde más hay) ya llegan a ser sobre 400 asociaciones, lo cual serían al rededor de 165.000 personas que consumen cannabis. Mismamente en la que estoy yo ya somos más de 1000, y es una pequeña de barrio, de un barrio no muy céntrico además. Pero es que hay gente de todas las edades, desde gente jovencísima, estudiantes de uni y tal, hasta personas de 60 para arriba, cómo los padres de Mr. F que también son socios.

Ganja in my butt! :P

Ganja in my butt! 😛

Gracias a esto uno sabe mejor lo que está fumando. Ahora por ejemplo sé decir que me gustan más las hierbas sativas que las índicas (las sativas activan, las índicas relajan), y sé decir los nombres de las hierbas que más me gustan:
Somango, Black Domina, Bubblegum, Black Mamba, o Special Queen.

*Bubblegum me suelen hacer reír mucho.
*Black Domina y Black Mamba suelen relajarme y ponerme muy cachonda.
*Somango depende de por dónde le dé. Me relaja bastante, a veces también me río mucho o me excito mucho.
*Y Special Queen me da un ciego muy rápidamente, largo y super agradable, de reír y dormir fenomenal, además es la más suave a la hora de fumarla.

Mmm me están entrando ganas de tanto hablar jejeje
¡Hasta otra!

Propósitos de año nuevo (más vale tarde que nunca)

Tras empezar el año pasándolo pipa, con un polvazo, luego varios días seguidos de duro curro y nada más terminarlos pasar una casi una semana enfermísima, no sabría decir si he empezado el año bien o mal…

Dada mi situación actual yo diría que regular… Pero prefiero no entrar en detalles que se me viene el mundo encima.
Esta entrada es para animarse, bueno… animarme. Animarme a conseguir cumplir con una serie de propósitos, algunos típicos, otros no tanto, de año nuevo. Lo más probable es que más de la mitad no los consiga hacer durar todo el año jajajaja pero bueno, la intención es lo que cuenta. Me conformo con conseguir que duren hasta finales de Mayo 🙂

Aquí van:

Comer más sano ;)

Comer más sano 😉

Comer más sano (he de hacerme un menú para equilibrar mis comidas, he de comer menos galletas y porquerías, y he de intentar comer 5 piezas de fruta y verdura al día, o al menos 3)

Estudiar al menos un poco cada día (o cómo a la hora de hacer ejercicio, casi todos los días, que sino luego me pilla el toro)

Ser más agradable con los que más me quieren (tengo tendencia a descargar mi mala leche con los que mejor me tratan y más me quieren y aunque es lógico que lo haga, no se lo merecen)

Hacer alguna cosa nueva cada mes (puede sonar complicado pero no lo es, y menos para mí que vivo en una ciudad prácticamente nueva en la que aún me quedan mil cosas por hacer, sirve ir a un café distinto y desconocido, o ir a caminar a alguna montaña que aun no conozca)

Hacer ejercicio casi todos los días (ya digo casi porque todos sé que no lo haré jajajaja pero al menos cinco días de siete)

Hacer ejercicios pélvicos con mis bolas chinas (este no es tan complicado, sí que lo puedo hacer todos los días menos una semana al mes)

Procurar escribir al menos una o dos veces en el blog (este blog es un caos, no lo neguemos, no tengo unas fechas fijas para escribir y a lo mejor me paso varios meses sin poner nada, y eso no puede ser)

ENCONTRAR TRABAJO YAAA (por desgracia esto no depende de mí, yo hago todo lo que puedo y no hay manera 😦 )

Ahorrar aun más (nunca se sabe….)

Hacer ejercicios pélvicos con mis bolas chinas :)

Hacer ejercicios pélvicos con mis bolas chinas 🙂

Luego hay una serie de cosas que me encantaría hacer pero que por desgracia no puedo hacer, por ejemplo aprender a bailar pole dance (no tengo dinero para pagarme las clases), seguir aprendiendo alemán (el mismo problema que en el ejemplo anterior), vivir con mi pareja (no sólo no hay dinero sino que es probable que lamentándolo mucho me tenga que ir de Barcelona sino encuentro curro pronto), tener un perrito de la protectora (no money, no home, no time), y una larga lista en la que priman casi siempre los mismos inconvenientes…

PERO! Como dije antes esta entrada no es para desanimarme, sino para empezar el año de la mejor manera posible.
Por ahora lo de comer más sano, y lo de hacer ejercicios con las bolas chinas va muy bien. Cómo estuve enferma estos días hasta hoy aun no me había puesto a hacer ejercicio normal (a ver si mañana no me rompo por la mitad de las agujetas, que llevo cuatro meses, desde que llegue aquí, sin hacer NADA, muy mal)

Deseadme ánimo 😉 A ver cuánto duro jejejeje

Juguetes eróticos para gente jóven

Y sin dinero. Resumiendo, estudiantes y jóvenes currantes con trabajos explotadores y sueldos de mierda jajajaja.

Siempre me da mucha rabia cuando voy a un tuppersex, o cuando entro en alguna tienda erótica, tanto online cómo por la calle, y veo que hay super juguetes y son todos super caros. Pero si uno se fija bien hay ciertos productos que se adaptan a mi cartera. Quizá no sean los más bonitos ni los que más placer prometen, pero considero que lo contraresto siendo muy jóven y teniendo aun mucho que aprender del modo “ natural” sin meter juguetes de por medio. A fin de cuentas aun no me ha dado tiempo a caer en una rutina que romper, ni tengo aun tanto estrés y trabajo cómo para no tener tiempo ni ganas para hacer el amor o para masturbarme.
Así que me he puesto a investigar y realmente hay ciertos productos no tan caros que son más que maravillosos para nosotros los jóvenes, y que no sólo no dañan mucho a nuestra cartera, sino que además son divertidos y más placenteros de lo que a primera vista puedan parecer.

Hablando de vibradores es cuando siempre me quedo con las ganas de comprarme uno de los conejitos rampantes o una hitachi magic wand, pero entonces me tendría que quedar a dos velas el resto del mes, y no compensa, al menos aun no. Pero he tenido la suerte de encontrarme con un amiguito más pequeño y menos bonito cierto, pero tan placentero cómo el que más, y la mar de cómodo y práctico.

Bullet Vibrator

Bullet Vibrator

Este mini vibrador o vibrador bala (bullet vibrator) es puro oro. Un diamante en bruto. Regalo de mi querido Mr. F, lo compró en Burgos en una escapada que hicimos, en una máquina expendedora por tan solo 3 euros. Pero me gustó tanto que decidí regalárselo a X (mi ex compañera de piso) y me costó tan solo 10 euros en un sexshop de Santiago. Lo he visto también en varias tiendas eróticas online por más o menos el mismo precio.
Cómo veis es muy pequeño, tamaño de un meñique, así que es muy práctico para llevar de viaje, o para mudanzas universitarias en dónde no quieres que tus padres vean todas tus cosas pero si que te ayuden, etc. Lo hay de varios colores e incluso algunos son con cubierta de silicona, mucho más suaves y agradables al tacto. Vibra mucho más de lo que pueda parecer y sólo necesita dos pilas de botón pequeñas que duran bastante.
Es muy efectivo. En tan sólo unos pocos minutos consigue que te corras y disfrutes de un orgasmo potente, digno de una buena sesión de sexo oral. Tan sólo necesitas acercar a este pequeño amiguito a tu clítoris (idóneo para las chicas que no disfrutan con la penetración, y que no les gusta ni meterse tampones dentro, ya que este vibrador no hay que introducirlo en ningún lado).

En Los placeres de Lola o en SexShop21 podéis haceros con uno 😉
También he visto otros vibradores con fomras divertidas por las tiendas eróticas online, cómo un patito de goma vibrador, para hacer los baños más divertidos o vibradores con forma de pintalabios para las más presumidas.

Dejando los juguetes a parte, el otro día decidí usar el código descuento que me dieron en La Maleta Juguetona a través de twitter, y me compré algo que pudiéramos disfrutar mi chico y yo. Y no pude evitar sentirme muy atraída por la colección de velas para masajes que tienen.

Vela erótica para masajes

Vela erótica para masajes

Estas velas están compuestas de aceites, así cuando se quema y se va fundiendo, lo que nos queda es un aceite aromático que echar por el cuerpo de tu compañero y ofrecerle un relajante y/o excitante masaje, que nunca viene mal después de una larga jornada laboral o de una larga jornada de estudios.
Puedes escoger entre varios tipos de velas de distintos colores y con distintos aromas. Nosotros nos inclinamos por la vela masaje relajante soothing con aroma a menta, rosa y naranja. Mientras se quemaba la vela pusimos música y nos fuimos dando caricias y besos hasta que ya hubo bastante aceite líquido. Primero le di yo un masaje a Mr. F y casi lo dejo dormido jajajaja Por suerte se despejó al hacerme el masaje a mi, que terminó en final feliz para ambos. Fue muy agradable lo de abrazarnos y rozarnos los cuerpos tan suaves, aceitosos y resbaladizos. Sin duda una experiencia digna de repetir. Y por un precio muy asequible. Muuuuy recomendable.

Hay aun más productos a buen precio, muy divertidos y excitantes que recomendar, pero no quiero saturaros. Así que por ahora lo dejo aquí. Si os ha gustado esta entrada quizá algún día me anime a hacer una segunda parte.

¿Culos o tetas?

En la vida hay siempre dos cosas entre las que uno/a tiende a irse más hacia un lado. Noche o día, calor o frío, fresa o chocolate (aunque aquí la mejor opción es juntarlos ñammm), vino o cerveza, y el famoso culo o tetas.

Yo siempre he sido más de tetas. Me parecen la parte del cuerpo más femenina (junto quizá las caderas). Las tetas son cómo dianas. Si si, cómo las de tiro con arco. Son círculos concéntricos uno dentro del otro, es cómo si la naturaleza nos las diera así para captar la atención hacia esa zona (supongo que por temas de lactancia, pero también para atraer a los demás, estoy casi segura).
Además las tetas son todas extremadamente distintas. Las hay para todos los gustos. Yo tengo amigas que tienen tetitas muy pequeñas y respingonas, y tengo otras amigas con tetas enooooormes, en serio, son tremendas, no puedo dejar de mirárselas cuando estoy con ellas (con mis amigas no con sus tetas, aunque claro que van juntas… este paréntesis puede que sobrase xD).

¿Tetas? o....

¿Tetas? o….

Yo de más pequeña no estaba contenta con mis tetas. Me pasó una cosa muy curiosa. Me crecieron una antes que la otra jajaja. Ahora me río pero fue horrible, se notaba mucho.

Pero por suerte no tardaron mucho en igualarse. E incluso entonces no me acababan de convencer.

Las tengo bastante separadas, mis aureolas son muy grandes y no era lo que yo consideraba atractivo. Luego me di cuenta de que sí eran bonitas, porque no hay tetas feas. Y que obviamente si yo no las encontraba atractivas nadie más lo iba a hacer. Con los años superé mis complejos y empecé a adorar mis tetas.

A fin de cuentas las tetas son geniales. Son blanditas, suaves, divertidas… Yo cuando estoy tumbada no puedo evitar tocármelas y jugar con ellas ^^ Y hasta les he puesto nombre. La derecha se llama Greta y la izquierda Gilda.

Pero el culo… El culo también es fascinante.

No solía ser muy fan de los culos (excepto de los de los cursos de fitness y de las brasileñas). Pero cuando conocí a Mr. F aprendí a disfrutar más de los culos incluso del mío mismo.
Los culos tienen un poco de forma de corazón, son muy sexys y elegantes. Es dónde van a parar las curvas de la cadera. Y es dónde están puestas las braguitas, uno de mis mayores fetiches (:
El culo es incluso un poco hipnótico. No sé… Tiene un aire misterioso y siempre muuuuy apetecible, es una parte del cuerpo blandita, dónde mejor se dan (y reciben) los azotes jeje

Cómo no también hay culos de todo tipo y para todos los gustos. Los hay más pequeños y respingones, que parecen que vayan contentos siempre. Y los hay más grandes y redondos, que dan ganas de usarlos para dormir encima. Hay algunas chicas que tienen la suerte de tener dos hendiduras justo encima del culo. Es algo muy raro de ver pero increíblemente sexy. Y las hay también que tienen la suerte de que se les ven los labios desde atrás con muchísima claridad, algo que también me parece muy sexy y que no nos pasa a todas.

Yo solía tener también complejo de culo. Es bastante grande (más de lo que pueda parecer en una foto o a simple vista). Y cuando estás en el instituto los niños/as pueden ser muy crueles y hacerte ver que tener el culo grande es anti erótico. Me llevó unos años apreciar mi culazo jajaja. Ahora me gusta bastante. También es verdad que me ha mejorado mucho ahora que hago ejercicio… Y que vuelvo a no quererlo tanto cuando dejo de hacer ejercicio durante un tiempo la verdad sea dicha (para que luego se diga, los traumas de instituto pueden durar bastante…)

o... ¿culos?

o… ¿culos?

¡Pero bueno! Me gusta y me gusta que sea grande.

Cómo dice la canción de Mix-A-Lot “I like big butts I cannot lie” jajajajaa 😀 Y he tenido suerte de encontrarme con chicos en mi vida que también son muy fans de los culos grandes, Mr. F siendo uno de ellos ^^

Palíndromos, tazas, gafas de sol, y ropa interior

This are a few of my favourites things ♫ … Cómo en la canción de “My favourite things” de Julie Andrews. Pues más o menos, estás son las cosas que yo considero fascinantes y que colecciono 🙂

Es curioso lo de coleccionar cosas… Lo típico suelen ser sellos, figuritas, coches en miniatura, plumas, monedas,etc. Se venden en los kioskos muchas cosas en fascículos para coleccionar.
De pequeña yo pensaba que la gente que coleccionaba cosas era gente que se aburría mucho, hasta que me di cuenta de que yo misma estaba coleccionando pegatinas para luego verlas con mis amigas.

Cuando me cambié de escuela a los 7 años conocí a la que ahora es una de mis mejores amigas, A. Ella lleva coleccionando desde pequeña figuras de hadas. Debe tener sobre unas 20 … La verdad no lo sé con seguirdad. Hoy le pregunté y me dijo que hace tres años que las guardó y que no ha vuelto a tener ninguna nueva, así que nada.
P nuestra otra compañera de clase decía que coleccionaba pelotas saltarinas (aunque yo jamás llegué a ver dicha colección, y conociéndola puede que fuese mentira).
Yo también quería coleccionar algo, pero no cualquier cosa, quería coleccionar algo insólito. Y tras leer sobre ellos en un libro me decanté por coleccionar palíndromos.

Un palíndromo para quien no lo sepa es una palabra o frase que se lee igual hacia adelante que hacia atrás. Cómo los números capicúa pero con letras. El ejemplo más común de palíndromo (que es también el primero que añadí a mi colección) es: Dábale arroz a la zorra el Abad

Intenté crear alguno yo también pero es bastante complicado… Al final llené medio tarro de miel de papelitos con palíndromos escritos. Di por cerrada esa colección cuando unas Navidades mis padres me regalaron un libro lleno de miles de palíndromos de todas las temáticas, de la A a la Z.

Mis palíndromos, tazas y gafas de sol

Mis palíndromos, tazas y gafas de sol

A lo largo de mi adolescencia dejé el tema de las colecciones muy apartado. No fue hasta que me fui de casa a los 18 que me volvieron las ganas de coleccionar algo. Esta vez tazas. Soy muy fan de las tazas. Me parecen el regalo ideal. Las hay de todos los tipos, son baratas, prácticas y bonitas.

La colección la empecé comprándome yo una taza y las que siguieron son regaladas. No cuento las que ya había en casa de mis padres. Me da rabia no tener más, pero en verdad tampoco tengo mucho sitio dónde meterlas… Esta es una colección que sólo seguirá avanzando con las que me vayan regalando (a no ser que ocurra un accidente y me quede sin tazas, o que vea alguna que me gusta demasiado)
He llegado a regalar más tazas que ha tenerlas realmente. Porque ya digo, me parece el regalo perfecto, siempre encuentro alguna taza sobre algún tema que sé de alguien que le gustaría ^^ ¡Vivan las tazas!

X, mi ex compañera de piso y una de mis mejores amigas, tiene también una colección curiosa. Colecciona patitos de goma. Si si, de esos típicos amarillos. Es muy adorable. Cuando me enteré me prometí intentar comprarle un patito en cada uno de mis viajes. Y así ha sido, siempre que he visto un patito curioso se lo he comprado. En Munich le compré un pato alemán, con una cerveza y una salsicha. Y en Salamanca le compré un patito negro, eso si que no me lo esperaba encontrar, y menos en Salamanca. Pero ahí estaba, un patito negro, con su pelo africano, sus marcas tribales, y un collar de huesos (creo).

La colección de mis gafas de sol es bastante absurda, y en verdad no considero que las coleccione, pero si que es verdad que he acabado teniendo más de las que necesito. Ahora tengo 5 pares, aunque llegué a tener 8, pero cómo soy muy torpe las voy rompiendo o perdiendo.

Y luego está mi colección favorita. Mi ropa interior. O más bien, mis braguitas. Tengo casi 50 braguitas y tangas, 2 corsets y 11 sujetadores (sin contar los deportivos).

Mi colección de ropa interior (y aquí aun faltan bastantes que estaban a lavar)

Mi colección de ropa interior (y aquí aun faltan bastantes que estaban a lavar)

Me da rabia que en la foto no salgan todas… Cómo ya puse en la leyenda algunas de mis braguitas están a lavar y no puedieron salir en la foto 😦 Así cómo mi body de lencería negro, con lo bonico que es y no ha podido salir… En fin

Y estas para mi son POCAS. Yo quiero más. Siempre que salgo de compras voy a las tiendas de lencería y pienso “ojalá pudiese llevarme esto y esto y esto y esto y…”
Pero mi madre me ha prohibido terminantemente traer más ropa interior a esta casa. Así que hasta que me vaya a Barcelona no me podré comprar más braguitas. Y eso que ayer vi unas de rebajas rosas, con la cara de la Pantera Rosa por detrás, más lindas… Pero no. Tuve que resistirme.

Seré fuerte durante el verano para poder comprar más cuando llegue el otoño ^_^ Jiji