Los celos

Tema peliagudo el de los celos. Y que anteayer no dejó de surgir en casi todas mis conversaciones.

A nadie le gusta admitirlo, pero todos somos un poco celosos. O casi todos. Y desde mi punto de vista es sano tener un mínimo de celos. Me explico…
Cuando quieres a alguien es lógico que en ciertas situaciones algo dentro de ti se “despierte”-moleste. Si por ejemplo ves a esa persona demasiado cariñosa con otra, o si estás cómo yo en una relación a distancia… No sé.

A ver, yo considero que los celos que nos producen esa sensación de molestia pero de manera moderada, que podamos controlar bien, y no nos impida ser felices y tener una relación sana, son un equitativo de que nos importa mucho ese alguien y tenemos miedo de perderlo. Sé que los celos vienen mucho por la falta de autoestima, por eso digamos que hay distintos niveles dependiendo de persona.

Lo que no considero normal es acusar a la otra persona. Si nos viene provocando entonces hablemos con ella, hagámosle ver cómo nos sentimos, pero de manera calmada, sin montar escenitas, sin echar cosas en cara.
Los celos que NO considero sanos son aquellos que llegan a niveles cómo no dejar que tu pareja tenga amistades, no dejar espacio, intentar controlar todo de tu pareja hasta la ropa, etc. Eso NO es sano. No podemos ver a toda persona que se acerque a nuestra pareja cómo un enemigo. Además en caso de que fuese a pasar algo, la culpa es de tu pareja por engañarte, no de la otra persona, que esto es algo que mucha gente parece olvidar.

Una cosa que tampoco me parece normal es la gente como Mr. F que dicen que nunca sienten celos. Ya… fijo… (nótese ironía). Y de ser cierto es que algo falla.

Por suerte tras una larga y desagradable conversación con él, se dio cuenta de que sí es celoso, sólo que muy poco, y no lo era porque su estúpida visión de la vida de color de rosa le cegaba de algunas cosas, así cómo su orgullo le impedía reconocer alguna debilidad (todo esto con cariño ^^ )

Yo NO me considero muy celosa. Nunca he montado un numerito, los controlo muy bien pese a la distancia y a los miedos que pueda traer, confío en mi pareja y tampoco me ha dado motivos para no hacerlo. Pero si que tengo mis momentos de celosa, aunque suelo razonarlo y me relajo.

X y su novio si que son bastante celosos… Muchas veces he pillado a X despotricando sobre amigas de su novio que le comentan cosas por Facebook. Y yo me quedo a cuadros sin saber qué decirle, porque lo que me sale decir es “locaaaa” Jajajaja (esto con cariño también).

En fin. No sé que pensarán los demás de esto. Es un tema complicado, y cómo dice mi madre, cada pareja es un mundo.

About lolaflor

Sexblogger / Experta en Sexualidad Humana y Educación Sexual / Fotógrafa erótica amateur / Amante de la lencería y de los sex-toys

5 responses to “Los celos”

  1. El Príncipe Lila says :

    Y yo hablándote de celos … Es un tema peliagudo, como dices. Yo a veces, soy compersivo, y otras celoso. No he tenido la suerte de estar el suficiente tiempo en una relación abierta, para saber cómo soy en ese aspecto. Sí que he tenido problemas con alguna que otra pareja, por decirle “si te quieres acostar con otra persona, mientras me lo digas no hay problema”. Y es que no considero infidelidad, el sexo. Es más, he estado con chicas que les ponía cachondas que les contara cómo, dónde y cuando me había acostado con hombres. Me apunto el tema, para escribir una entrada en mi blog. ¡¡Un abrazo!!

  2. elhierbero5 says :

    El ser humano es un animal territorial. Y al decir “animal” es que el sentido de posesión y proteger lo que hay dentro de nuestro territorio es algo innato, biológico, genético. Aunque la cultura busca des-animalizar al ser humano, siempre, siempre, el lado animal primará. Sobretodo cuando la gota derrama el vaso. Entonces, los celos tienen un origen biológico. De que alguien me quite lo mío. Por una parte, sí, es demasiado primitivo y mucha gente siente “pocos” celos, pero por otra, no sentirlos es reconocer “involuntariamente” que no dependes emocionalmente de la otra persona. Y el amor es la interdependencia equilibrada de 2 personas. Entonces, los celos deberían ser normales. Ni mucho, ni poco. Ahora volviendo a tu caso, lamentablemente entre los iberoamericanos, tendemos a desperdiciar saliva, hablando demás y a la hora de la hora, al demonio con todo lo que dijimos. Hasta que tú no sientas o presientas que Mr. F te podría estar poniendo los cuernos y surjan los celos, pues no puedes afirmar, como lo haces, que eres “un poco” celosa. Y dependiendo de si tienes más relaciones amorosas en el futuro, los celos serán sentidos de manera diferente. Porque no es lo mismo ser celosa cuando no hay hijos, ni matrimonio, ni familia, ni hipoteca común, que cuando sí los hay. No es lo mismo cuando tienes una relación a distancia que cuando vives con él. Y lo mismo se le aplicará a Mr. F. Y como comentario final, eso de las relaciones a distancia, en mi país tenemos un viejísimo refran: “Amor de lejos, felices los 4”. Yo no creo en las relaciones a distancia. No solo por hecho de que es caer en la candidez de que la otra persona solo piensa en ti y que te es fiel (cuando todo hombre es poligamo por naturaleza y si no lo es, pues tampoco es normal), sino una relación amorosa necesita contacto, pasión, celos, discusión, reconciliación, amistes, SEXO, broncas, SEXO, sorpresas, peleítas, SEXO. ¿Me entienden? En cambio lo otro, y lo conozco por familiares cercanos que las tienen, es dejar un asunto serio como es el amor, en el terreno de lo impersonal, de lo virtual, de lo racional, de quien tiene un hobbie y lo busca cuando tiene ganas, y después, pues, no, soy indiferente, “me da igual”, “vivo mi vida”, “somos libres”. Y claro, si la otra persona piensa de la misma manera, eso no es amor. Por una razón sencilla que se conoce desde la época de los griegos: ¿Quién es la pareja del Dios del Amor, Eros? Es Psique, la diosa de la locura. Y viven felices. Porque Psique es la lazarilla de Eros, ya que le sacó los ojos, cuando se volvió loca (y muda) de celos por los coqueteos del arquero. Y Eros, no lo sabe, porque no la ve ni la escucha, que Psique es su compañera eterna. Es decir, lo racional no va con el amor. Son incompatibles. La locura (ausencia de razón) acompaña al amor. Racionalizar el amor es desvirtuarlo, es transformarlo en algo cultural, artificial, y tarde o temprano, ese animal primitivo que TODOS llevamos dentro, lo destruirá. He conocido un par de casos femeninos de chicas “modernas” con varias relaciones “virtuales” ideales. Y cuando al fin, materializaron su relación, duraron 6 meses. Se dieron cuenta que su relación funcionaba, justamente, porque no tenían que aguantarse mutuamente. Y que todo era una mentira. “El ser humano prefiere vivir en la mentira, porque te permite crear el mundo soñado y ser feliz siempre”.

  3. Ava Maof says :

    Uf, un tema inagotable, sobre el que he pensado, discutido, escrito y soñado muchas veces… sin llegar a conclusión alguna, por supuesto! Al final, creo q la tendencia general es q nos gusta gozar de una libertad q difícilmente estaríamos dispuestos a concederles a nuestras parejas. Y bueno, así nos va. Un permanente baile de mentirosos, como bien señala el Hierbero…

    • lolaflor says :

      Si que es un tema inagotable, y que cada uno lo lleva de manera distinta, pero el problema empieza precisamente por eso que tu tambien has explicado….
      Un beso guapa y gracias por comentar! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: