Carta a Mr. F

Te echo de menos,

Anoche soñé contigo. No sé si era un sueño en verdad, o un recuerdo. O ambas cosas.

Estábamos juntos en mi cama. La luz mañanera entraba por la ventana, bañando nuestros cuerpos desnunos y dándole una luminosidad mágica a la habitación.
Tu aun estabas dormido. Con la cabeza ladeada. La nariz hundida en mi pelo. Se te ve tan relajado y hermoso cuando duermes…

Me muero por volver a sentirte. Estar como en mi sueño. Como en mi recuerdo. Tumbada a tu lado. Apoyada en tu pecho, mientras me abrazas con un brazo las caderas.
Respiro y huelo tu aroma. Siempre hueles genial, a calor, colonia y a ganja.
Estar ahí tumbada notando cómo respiras es curativo.

Sé que te estás despertando porque tus dedos empiezan a trazar delicados círculos en mi piel.
Sonrío. Me encanta sentir tus caricias. Consigues que se me altere el corazón, que mis labios dibujen una sonrisa y que me humedezca extremadamente rápido.
Te giras. Me giras. Nos miramos a los ojos. Aun estás medio adormilado pero me sonríes al verme, y me das un suave beso en la nariz.

Te sonrío pícaramente. Sé que hacer para despertarte del todo. Bajo despacio, recorriendo todo tu cuerpo con besos y caricias, hasta que llego a mi premio de buenos días. Siempre está duro y firme por las mañanas, así da gusto.
Lentamente empiezo a darte placer con mi boca. A subir y bajar. A dejar que mi lengua juegue contigo. Empiezas a gemir y sonreír, feliz por el placer que te estoy dando nada más despertarte. Me humedezco aun más. Tu placer es mí placer.

A medida que oigo cómo tu respiración acelera aumento mi ritmo. Succiono. La mantengo dentro de la boca, dejando que crezca ahí y que note mi calor.
Me ayudo con una mano mientras acaricio tus testículos con la otra.
Sabes increíblemente bien. Tu piel es suave, y rosa, tan delicada y maravillosa… Me vuelve loca.
Acelero el ritmo. Tus piernas se tensan. Oigo como murmuras algo. Empiezo a centrarme en tu glande, hinchado y sabroso que lubrica cada dos por tres. Noto cómo mi entrepierna arde. Cada vez me pongo más y más cachonda al notar cómo disfrutas.
Sé que se acerca el momento. Te vas a correr. No pienso apartarme. Sigo. Gemidos empiezan a salir también de mi boca. Estoy a cien. Y tu a punto.
Finalmente llegas al orgasmo. Noto como mi boca se llena de ti. Delicioso.

Me tumbo a tu lado. Me besas con fuerza, pasión y agradecimiento.

“Bon día amor” me dices “Eres maravillosa. Te amo”

Me besas de nuevo. Y al apartarte veo que tus ojos me dicen que ahora es mi turno. Sonreímos. Estiro los brazos mientras bajas por mis pechos y me preparo para recibir mis buenos días.

¿Fue un sueño? ¿Un recuerdo? ¿Ambas cosas? No lo sé. Sólo sé que es maravilloso, y que estoy deseando que sea ya Junio para vernos de nuevo y poder hacerlo realidad.

Hasta dentro de dos meses amor
Te quiere, A.C

About lolaflor

Sexblogger / Experta en Sexualidad Humana y Educación Sexual / Fotógrafa erótica amateur / Amante de la lencería y de los sex-toys

3 responses to “Carta a Mr. F”

  1. Josep says :

    Por Dior de lo por Diorses…! O dicho de otro modo… Por el amor de Dior…!

    Un beso de los de… muchos puntos suspensivos…….

  2. Josep says :

    Por Dior de los por Diorses…! O dicho de otro modo…. por el amor de Dior!

    Un beso de esos… cargado de puntos suspensivos……..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: